Despotismo Analfabetado


LA PLAZA DEL FRESCO

DESPOTISMO   ILUSTRADO

El despotismo ilustrado es  una fase avanzada de la dictadura. 
Es una mezcla de ésta con aquello de “todo para el pueblo pero sin el pueblo”.
A veces se disfraza de democracia y en esos casos sus puntos cardinales son: “si he sido elegido por el pueblo es que el pueblo sabe que soy yo quien le va a dar lo mejor, luego se lo voy a dar, lo quiera o no ”
Ese es el mecanismo mental del déspota ilustrado, él sabe lo que necesita el pueblo porque él es muy ilustrísimo, y lo mismo que el padre que administra la pócima al hijo porque la recetó el médico, la quiera o no la criatura -es por su bien- pues igualmente le sacude al pueblo lo que él deduce que es bueno para el pueblo lo quiera éste o no.
El mejor ejemplo de despotismo ilustrado lo tenemos en las guerras, pongamos la última: el pobre  Aznar, inducido por Bush y éste, algo tontaina, mal aconsejado por algún general que le diría “¿Lo de Irak? Chupao”, metió a toda la Humanidaden una guerra que no tiene fronteras -el terrorismo lo confirma-  y encima ha subido el petróleo.
En Zamora nuestros dirigentes son muy dados al despotismo ilustrado e incluso en casos al despotismo analfabetado.
“No hagas casas en la Puerta de la Traición que estropeas el entorno” decía el pueblo, y el ilustre- no en vano la Alcaldía es Ilustrísima- respondió, “calla mamarracho que es por tu bien”.
La historia se repitió con  Valorio. “No lo toque majestad, no lo toque que lo estropea”. Pues nada, también ahí nos metieron el despotismo ilustrado por sotabarba.
El mismo camino seguimos con los arbolazos de las Tres Cruces. “ Chitón, que ya verás como al final te gusta; los nuevos serán mejores, y son sólo dos años de molestias pero para mejorar; anda, venga, ¿traga!” dicen como si  la gente fuera tonta