Capítulo 42. El Benito Y La Solana.


El caso de la ducha fría. Capítulo 42. El Benito y La Solana.
-“Antes de que se inventara el atún claro ya existía en Zamora la clara atún, la clara atuntada. La clara es una bebida típica de Zamora, y se le llama así en homenaje a la Santa que le dio nombre a la calle principal: Santa Clara. ¿Te gusta, guapísima?”.
Benito Lasolana hablaba sin parar, pero con una guasa y una seguridad tal, que apostar sobre si lo que decía era verdad o mentira, era arriesgarse a perder, quieras que no.
Benito Lasolana era un personaje en la ciudad, tanto es así que ya nadie sabía cuál era su verdadero nombre, ya que éste de Benito Lasolana le venía precisamente del sitio donde se encontró con Andrea, del sitio donde se fraguó su personalidad, del sitio que le dio a luz, su nombre venía de las tertulias del Benito y La Solana.
El Benito y La Solana son dos bares que están en la encrucijada de la ciudad; están juntos, y en torno a ellos se aglomera una multitud de personas entre 16 y 36 años, en forma tan curiosa y desproporcionada que se puede encontrar a dos chicas con una copa en la mano como si esperaran el autobús, cuando la parada de éste está a unos 50 metros; o ver a dos parejas en aparente actitud de querer cruzar un semáforo situado a 10 metros, sujetando cada uno en su mano la consumición.
Muchos partidos políticos se conformarían con obtener tantos votos como clientes se amontonan en los alrededores del Benito y La Solana.
Y allí, entre ese gentío, es donde Benito Lasolana, en su ambiente, encontró a Andrea, y por eso, por jugar en casa, es por lo que se atrevió a pellizcarla, no se vayan a creer, porque no es cierto, que en Zamora se pellizca a las foráneas, y menos en el foráneo.
(Continuará)

Paco Molina de Zamora. Emitido en Antena 3 Radio de Zamora en 1986.